George Orwell es el pseudónimo del escritor Eric Arthur Blair, profundo admirador de Jack London, Somerset Maugham, Dickens, Melville y Swift. Nació el 25 de junio de 1903 en Motihari, colonia británica de la India. Aún siendo niño se trasladó a Inglaterra junto con su madre y su hermana mayor. De joven consiguió varias becas para poder estudiar, una de ellas en la prestigiosa escuela para hombres, Eton. En este colegio conoció a otros intelectuales, entre los que destacan Cyril Connolly, quien sería editor de la revista Horizon, en la cual varios textos escritos por Orwell fueron publicados.

Al concluir sus estudios en Eton y debido a que su familia no tenía los recursos, ni había posibilidades de conseguir una beca universitaria, Eric Blair se unió a la Policía Imperial India en Birmania, en donde ocupó el cargo de oficial únicamente por 5 años. Tras ese periodo decide dejar su cargo y volver a Inglaterra, pues ese tiempo fue suficiente para desarrollar odio hacia el imperialismo, mismo que narra en algunas de sus obras como Un ahorcamiento o Los días de Birmania.

A su regreso a Inglaterra vive de manera muy precaria, situación que dejó plasmada en su libro Sin blanca en París y Londres. Durante este período comienza a escribir sus primeras grandes obras, a la par que sobrevive como profesor.

En 1933 Eric adopta el seudónimo de George Orwell, con el propósito de no causar incomodidad a sus padres por los testimonios que hacía en libros como Sin blanca en París y Londres. El seudónimo surge de su afecto hacia la tradición inglesa, por ello elige el nombre de George, como el santo patrón de Inglaterra y el nombre de su soberano. Por otra parte, Orwell es el nombre de uno de los ríos más representativos para los ingleses; además de que según su conocimiento, tener un apellido comenzando con la letra O le sería beneficioso en el acomodo de sus obras en las librerías.

Orwell se casó y formó una familia, misma que duró muy pocos años, pues su pareja Eileen O’Shaughnessy murió sólo 9 años después de que se casaran. Después de esto la vida del escritor estuvo dedicada casi por completo a ser un reportero social y a la milicia.

En la segunda mitad de los años 30’s el fundador del Left Book Club –grupo editorial con ideas socialistas– Victor Gollancz invitó a Orwell para que escribiera sobre la clase obrera. Debido a esto, Orwell ejerció como reportero social, acudió a las viviendas y experimentó las condiciones en las que vivía la gente, realizó una amplia investigación sobre los salarios, la salud pública y las condiciones de los mineros.

Durante la guerra civil española, Orwell decide combatir en España con la idea de «matar fascistas porque alguien debe hacerlo»[1]. Su amigo, el novelista estadounidense, Henry Miller, trató de persuadirlo para que cambiara de idea; sin embargo, Orwell se sentía muy decidido y confiado en sus ideales, por lo que no cambió de parecer. Así combatió en Barcelona y en la sierra de Alcubierre, experiencias de las que surgiría una nueva obra, Homenaje a Cataluña. Declaró en varias ocasiones que la guerra de España había cambiado su manera de ver el mundo y que desde entonces escribía contra el totalitarismo y a favor del socialismo democrático. A su regreso a Inglaterra es internado por tuberculosis en un sanatorio.

En 1941 comenzó un trabajo propagandístico para la BBC, en programas de apoyo a la India y Asia. Estuvo en este trabajo durante dos años, hasta que renunció para trabajar en la revista de izquierda, Tribune, en la cual era columnista y editor literario.

En 1947 vuelven los problemas por tuberculosis, por lo que los últimos años de su vida los pasa entre hospitales. Finalmente murió en Londres, en enero de 1950 a la edad de 46 años.

En general todos los textos de Orwell son el reflejo de su vida, experiencias, principios y posiciones políticas. Entre sus obras más destacadas se encuentran las distopías, Rebelión en la granja y 1984, en las que describe a una sociedad controlada bajo un totalitarismo burocrático. En su novela 1984 creó el conocido “Big brother”, el gran poder de la mirada policial que lo ve y penetra todo. Durante su vida fue mucho más reconocido por sus trabajos como periodista y reportero; sin embargo, hoy día es más conocido por sus novelas, que siguen haciendo reflexionar a las sociedades contemporáneas.

[1]  ABC, George Orwell: “Voy a matar fascistas porque alguien debe hacerlo”. Consultado el 23 de febrero de 2015.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.