Alejandro Dumas fue un novelista y escritor francés. Nació el 24 de julio de 1802 en Villers-Cotterêts. Fue hijo de Thomas Alexandre Dumas, conocido como el conde negro, gran personaje de la historia militar de Francia, recordado por ser el primer general de origen mulato de su país y posteriormente un héroe de la Revolución. El general fue, además, su inspiración para escribir dos de sus textos más conocidos: El Conde de Montecristo y Los tres mosqueteros.

Su padre falleció cuando él era un niño pequeño, por lo que él y su madre tuvieron que vivir con la escasa pensión que éste les dejó; debido a ello su educación fue muy precaria, mas en su juventud comenzó a educarse de manera autodidacta. Tuvo varios trabajos hasta que acude, con algunas cartas de recomendación, con amigos de su padre y uno de ellos lo emplea como escribiente. Es así que comienza su producción literaria.

Los primeros textos de Dumas fueron pequeñas obras de variedad para teatro, medio en el que destacó como uno de los mayores exponentes del romanticismo francés. Fue también con sus primeras obras que alcanzó sus primeros éxitos. Obtuvo una gran fama y reconocimiento que se extendieron mucho más allá de Francia. Se hizo de una gran fortuna, sin embargo, nunca dejó de tener deudas. Siempre había sido aficionado a las mujeres, por lo que su dinero se iba entre viajes, excentricidades, amoríos y la manutención de sus hijos.

Su gran popularidad y la petición de más obras, le condujeron a contratar a algunos otros escritores para poder terminar sus textos, tales como Auguste Maquet, quien más tarde lo demandó por abuso de trabajo. El resultado de esta demanda, sumado a los malos manejos de su dinero y el hecho de haber tomado partido durante la Revolución de 1848 lo llevaron a la pérdida de su fortuna.

Poco después de una década de su desgracia económica conoce al general Giuseppe Garibaldi, a quien se une. Durante este periodo se dedica a realizar reportes de guerra. Tras la victoria del general Garibaldi, Dumas es nombrado Jefe de Excavaciones y Museos en Nápoles, donde continúa su escritura.

Dumas murió de un paro cardiaco el 5 de diciembre de 1870, a los 68 años. Fue sepultado en su pueblo natal, no obstante, en 2002, por ordenes del Presidente francés Jacques Chirac, sus restos fueron trasladados al Panteón de París y depositados junto a otros escritores ilustres. Durante esta ceremonia se reconoció que el escritor ha sido uno de los autores franceses más leídos en el mundo, con sus alrededor de 300 obras, varias de ellas traducidas a más de 100 idiomas.

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.