Pablo Neruda fue considerado por Gabriel García Márquez como el poeta más grande del siglo XX. Sin duda sus más de 40 libros publicados en vida, más su obra póstuma, dan fe de que ese reconocimiento no lo ganó en vano.

Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto nació en Chile el 12 de julio de 1904. Estudió humanidades y más tarde pedagogía del idioma francés. Desde muy joven empezó a utilizar un seudónimo, con la intención de que su padre no sufriera por tener un hijo poeta, pero fue cerca de sus 17 años que comenzó a firmar todos sus trabajos bajo el nombre de Pablo Neruda.

Mostró su talento poético desde muy temprana edad. A los 13 años publicó su primer artículo “Entusiasmo y perseverancia”, en el diario La Mañana de Temuco. A los 15 obtuvo el 3er lugar en los Juegos Florales de Maule con su poema “Comunión ideal”, también conocido como “Nocturno ideal”. Un año más tarde inició sus contribuciones con la revista Selva Austral. A los 17 volvió a participar en el concurso de los Juegos Florales de la Primavera y obtuvo el 1er lugar, con el poema “La canción de fiesta”. A los 19 publicó su primer libro, el Crepusculario y a los 20 su famosísima obra: Veinte poemas de amor y una canción desesperada.

En 1927 comenzó su carrera diplomática, convirtiéndose en cónsul en Birmania, para después ocupar el mismo cargo en diferentes regiones del mundo como Sri Lanka, Buenos Aires y Barcelona. Durante estas estancias conoció a otros grandes escritores como Federico García Lorca y Rafael Alberti.

A los 31 años asumió la dirección de la revista Caballo verde para la poesía, donde fue compañero de los poetas de la Generación del 27. Tras la Guerra Civil Española y la muerte de su amigo, García Lorca, Neruda comienza a escribir con tintes políticos y sociales. Durante este periodo conoció a Octavio Paz, del cual se hizo gran amigo; sin embargo, sus ideales políticos los alejaron después de un violento altercado; no obstante, más de dos décadas después hicieron las paces.

En 1945 recibe el Premio Nacional de Literatura y, en el mismo año es electo senador de las provincias de Tarapacá y Antofagasta; además se une al Partido Comunista.

Pablo Neruda fue involucrándose cada vez más en la política, lo que le llevó a ser perseguido y vivir en la clandestinidad, debido a que era miembro del Partido Comunista de Chile. Además fue acusado de infringir la Ley de Seguridad Interior del Estado e injuriar al presidente Gabriel González Videla; a quien llamó “la rata”, acusó de nazi y de vender al país. Su pelea contra su gobierno fue bastante fuerte, el presidente atacaba desde el poder y las leyes, mientras que Neruda desde la protesta, el Senado y sus publicaciones. Derivado de estas disputas, el poeta escribe el artículo: “La crisis democrática de Chile es una advertencia dramática para nuestro continente”, mismo que más tarde fue publicado en el diario El Nacional de Caracas con el título “Carta íntima para millones de hombres”, esto provocó que se le desaforara y se dictara una orden de detención contra él, lo que finalmente lo condujo al exilio.

Exiliado llega a Francia, donde es ayudado por sus amigos, entre los que se encuentra Picasso, y regulariza su situación. Reaparece nuevamente, de manera pública, en la clausura del Primer Congreso del Movimiento Mundial de Partidarios de la Paz, donde es nombrado miembro del Consejo Mundial de la Paz. La actividad que tiene alrededor del mundo como miembro de este consejo, le vale en 1950 el Premio Internacional de la Paz, por su poema “Que despierte el leñador”. En 1953 es reconocido con el Premio Stalin para la Consolidación de la Paz entre los Pueblos.

Regresa a Chile el 12 de agosto de 1952 donde es recibido con varios actos públicos. En 1969 es nombrado miembro honorario de la Academia Chilena de la Lengua y en el mismo año es elegido como precandidato en las elecciones presidenciales, mas declina a favor de Salvador Allende, quien durante su gobierno, lo nombra embajador en Francia. En 1965 es reconocido con el título de doctor honoris causa por la Universidad de Oxford.

En 1963, a la edad de 59 años, es considerado por primera vez como candidato al Premio Nobel de Literatura; sin embargo, el ganador es el griego Giorgos Seferis. Finalmente el Nobel le es otorgado ocho años después, en 1971. Un año después el pueblo chileno le realiza un homenaje, siendo ésta su última ocasión en aparecer en público.

En febrero de 1973 renuncia a su cargo de embajador en Francia, debido a problemas de salud. Pablo Neruda murió el 23 de septiembre del mismo año, a causa de cáncer de próstata, aunque hay varios rumores que afirman que murió después de que le administraran una inyección letal de dudosa procedencia. Su casa en Santiago fue saqueada después del golpe de Estado que encabezó Augusto Pinochet y sus libros incendiados. A su funeral asistieron varios miembros del Partido Comunista, a pesar de estar siendo perseguidos; después del sepelio algunos asistentes no pudieron huir y acabaron en la lista de desparecidos por la dictadura. Hoy, sus restos, tal como fuese la voluntad del escritor, descansan en su casa de Isla Negra, lugar que se convirtió en museo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.