El 27 de marzo de 2014 fue un día diferente para los músicos Maurizio Terracina, Chetes, Catsup Hernández y David Izquierdo. En esta ocasión, se presentaban en un escenario pero no con sus proyectos alternos, sino con la banda que los vio nacer en la escena del rock en México, Zurdok. Después de 13 años de haber tocado juntos por última vez, el Vive Latino marcó el regreso del grupo regiomontano, que con el pasar de los años en vez de quedar en el olvido, se convirtió en una agrupación de “culto”.

Pocos son los grupos mexicanos que al no estar en actividad siguen generando más adeptos. Zurdok es uno de ellos. Se formaron en 1993, pero su primera producción titulada Antena se editó hasta 1997. Después vinieron dos discos más, Hombre sintetizador en 1999 y Maquillaje en 2001.

Cuando la calidad de estos músicos iba tomando relevancia, decidieron separarse para realizar diferentes proyectos en solitario. Se esperaba su regreso, o al menos es lo que muchos fans deseaban, pero cada vez se veía más lejano después de tantos años de no hacer ruido. Pero para sorpresa de todos, el día que se develó el cartel del Vive Latino 2014, se hizo oficial su reencuentro, el cual para satisfacción de sus seguidores, no sólo fue para dicho festival, sino para un largo tiempo ya que en voz de sus propios integrantes, Zurdok está de regreso.

El Vive Latino marcó el retorno de Zurdok, y se dio en el escenario principal de festival y en un horario estelar.

Chetes (vocalista): Fue Increíble, todo salió como lo habíamos soñado. Le echamos muchas ganas a la preparación de este concierto y la respuesta de la gente fue estupenda. Todo lo que planeamos salió a la perfección: los visuales, la música… Realmente fue un momento muy especial porque ya habíamos tocado en el Vive Latino varias veces, pero con nuestros diferentes proyectos alternos, nunca como Zurdok ni con esa expectativa de la gente ni en un horario estelar. Fue un sueño hecho realidad.

 

¿Quién decide y cómo fue el proceso para el regreso de la agrupación?

David Izquierdo (guitarrista): Fue algo casual; más o menos hace un año comenzamos con las pláticas pero todo se dio porque nos empezamos a ver más seguido. Pero creo que cuando se dejó en pausa el proyecto de Zurdok estaba en la mente de todos que eventualmente retomaríamos o que existía esa posibilidad cuando llegara el momento adecuado.

Cuando nos reunimos todos platicamos para ver qué se podía hacer y si había interés, y lo que más nos prendió fue la posibilidad de hacer de nuevo música juntos, y sobre todo música nueva; de ahí tomamos el primer paso y poco a poco fue evolucionando hasta llegar al Vive Latino.

 

Su regreso no sólo se dio a los escenarios, también presentaron un box set titulado Gran Salto.

Maurizio Terracina (bajista): Sí, incluye los tres discos de la banda que son Antena, Hombre sintetizador y Maquillaje, además viene un bonus álbum que trae dos temas inéditos, del cual ya salió el primer sencillo llamado “Azul oscuro” y también nuevas versiones de algunas canciones de nuestras anteriores placas. Hay demos, una canción en vivo. Todo esto para que la banda que ya había escuchado a Zurdok, y también para los que no lo habían hecho, se vayan familiarizando con el grupo y así puedan tener todo el material en un solo paquete.

¿Es sólo una reunión o habrá Zurdok para rato?

Chetes: Estamos comprometidos en hacer el cuarto disco de estudio. Todo fluyo bien al grabar las dos nuevas canciones y sobre todo en los ensayos para todas las fechas que tenemos programadas. Ha fluido muy bien y uno de los factores importantes es que la disquera nos está apoyando. Además la gente está hablando muy bien de Zurdok, se siente buena vibra. Vamos a ver a dónde llega esto, la idea es grabar otro disco, pero tal vez vengan muchos más.

Cada disco de Zurdok es diferente en cuanto a concepto y sonido. ¿Ya tienen pensado cómo será la cuarta producción?

Chetes: Lo bueno de Zurdok es que nunca tiene la presión comercial o el hacer un sonido en específico, la banda tiene diferentes gamas, como la parte más pesada, melódica, acústica y electrónica; hay como muchas partes a donde nos podemos ir, y como siempre lo hemos hecho, tenemos la seguridad de explorar cosas. Aún no sabemos cómo será el cuarto álbum, pero no tenemos limitaciones. Haremos lo que nos gusta pues siempre hemos trabajado de la misma manera. Presentar un disco que se nos hagan interesante y por lo tanto, a los seguidores de la banda también.

 

Tan sólo tienen 3 discos de estudio pero tanto conocedores como fans los consideran una banda emblemática del rock mexicano.

David Izquierdo: Sentimos mucha satisfacción y orgullo, y más que por el estatus que se nos pueda dar, es porque creemos que realizamos un buen trabajo y ahí es donde viene la gratificación. Cuando hicimos cada uno de los discos terminamos muy felices por lo conseguido. Sentíamos que era un trabajo importante, que valía, pero la única manera de comprobarlo era con el tiempo, y aún con la pausa que tomó Zurdok, en lugar de que los fans disminuyeran, fueron creciendo y eso fue una muestra de que nuestros discos estaban bien realizados y que tenían la capacidad de perdurar en el tiempo y por generaciones.

Durante el receso de Zurdok cada uno de ustedes estuvo en diferentes proyectos. ¿Cómo influirá ahora esta experiencia en el sonido de la banda?

Catsup Hernández (tecladista): La banda suena mejor que nunca. Fue muy bueno que cada quien estuviera por caminos diferentes durante el descanso que tomamos, porque ahora que nos reencontramos traemos otras experiencias, y al final de cuentas eso nos da más tablas. Ahora estamos más maduros tanto personal como profesionalmente. De alguna manera veo las “vacaciones” que nos tomamos como algo oportuno en nuestra carrera. Creo que si hubiéramos seguido juntos nos estaríamos en este punto de sentirnos tan cómodos los unos con los otros.

Chetes: Finalmente la banda es una mezcla de estilos. Existen cosas en las que sí estamos de acuerdo o tenemos pensamientos similares, pero en general somos muy distintos en cuanto a estilos, y eso hace que tengamos un balance entre el grupo y exista Zurdok.

 

¿Cómo perciben la escena del rock mexicano actualmente?

Maurizio Terracina: Creo que hay más propuestas y ahora con las redes sociales es más fácil difundir trabajos. Ahora las personas hacen música desde su casa en una laptop y el nivel de los trabajos es muy bueno, asemejándose a la música de agrupaciones que tienen presupuesto. Ahora ya no se necesita de una compañía disquera para darse a conocer. La comunicación es distinta. Y esa es la diferencia que hay a cuando nosotros iniciamos; lo importante era que te vieran tocar en vivo y lo que se contaba de boca a boca.

En esta nueva generación la gente escucha diferentes propuestas pero también todo es más desechable, porque uno decide qué oír, y lo que no agrade lo deja de lado. Pero todo esto sirve de forma positiva porque a los artistas los obligan a realizar música propositiva y de calidad.

 

¿Para cuándo el cuarto disco?

Maurizio Terracina: Estamos trabajando en él. Tal vez se comience a grabar a finales de este año así que para el 2015 lo estaríamos lanzando.

 

ZURDOK 2

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.