Libre, como el espíritu que no se doblega ante la sombra, como la lluvia, sin dejarse atrapar; vuelo.

Mi espalda se yergue como el silencio en una charla poco apropiada, como la hierba a medio sendero, dejando atrás la semilla. Cambio como cambian las horas, me transformo en la forma más abstracta para volverme a formar, y como la nube pasajera de una tarde soleada, desaparezco sin dejar huella.

La maquínica presencia, artillería que se carga con los años, de pronto abre paso: las cosas son palabras y las palabras son balazos, listos para descargar. Maremoto, agua quieta, toda búsqueda es incierta; pero en el mar nadan los peces, mamando de la vida las delicias.

Me desintegro, fluido inconexo con la materia; flor marchita que se vuelve polvo, como la ceniza de la tierra. La llama arde fuerte, ¡el viento sólo me aviva! Y entre lugares lejanos y a la deriva, la marea trae de vuelta mis ojos.

***

Free, as the spirit that does not bow to the shadows, as the rain, without getting caught; I fly.

My back stands as the silence in an inappropriate conversation, as the grass in the middle of a path, leaving the seed behind. I change as the hours change, I turn into the most abstract form so I can form myself again, and as the passing cloud of a sunny afternoon, I disappear without a trace.

The mechanical presence, artillery that loads over the years, suddenly gives way: things are words and words are bullets, ready to discharge. Tidal wave, still water, any search is uncertain; but the fishes swim in the sea, sucking the delights of life.

I disintegrate, fluid disjointed with matter; withered flower that turns to dust, as the ash of the earth. The flame burns bright , the wind just stirs me! And from far away places and drifting, the tide brings me back my eyes.

Traducción: Diana Nolasco / Héctor Romero

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.