El mundo experimenta cambios políticos importantes. La balanza del poder oscila y, los que una vez tuvieron el “control” de un modo indiscutible, hoy se revuelven inquietos por perder su antiguo balance.

Un brote de ébola asuela África.

Millones de migrantes fluyen por las rutas del planeta, compartiendo sueños y fronteras.

Vladimir Putin se ha convertido en ícono pop de la cultura rusa.

El viento crepuscular cruza Río de Janeiro, y la ciudad espera sus Juegos olímpicos 2016.

China conquista otro imperio de occidente.

En el collage geopolítico actual, los cinco países de mayor crecimiento económico son los llamados “ladrillos” –BRICS[1] (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), según el acrónimo con que se les ha agrupado–.

A continuación algunas características de estos “ladrillos”, que están cambiando el rostro del poder global en el siglo XXI.

CHINA. Es el más poderoso de los BRICS. China posee la economía con el crecimiento más acelerado, además de la mayor cantidad de divisas (2,2 billones de yuanes), producto interno bruto (7 mil millones de euros), y población (1,357 miles de millones). Se calcula que para el año 2050 China generará un Producto interno bruto de 70 mil millones de euros.

Bitch, please

RUSIA. Este segundo ladrillo aprovecha su extensa vecindad con China, de una manera que inquieta a las potencias occidentales (un ejemplo de esto es el gasoducto Rusia-China Fuerza de Siberia, considerado el proyecto más grande del mundo). Vladimir Putin ha desarrollado una política internacional tan provocativa como eficaz; su apuesta por los BRICS antes que por el G7[2] le ha generado a Rusia un superávit comercial de 179 mil millones de dólares, que continúa en crecimiento.

Russia

BRASIL. Tras el Mundial de futbol, además del chasco de la selección carioca, el Estado brasileño se ha quedado con 14,000 millones de dólares que, si bien ayudan a Dilma Rousseff a desarrollar una política internacional importante, no todos les perciben positivamente. Sin embargo, el crecimiento económico de Brasil es indiscutible y su posicionamiento como potencia es cada día más evidente.

 BRICS_leaders_in_Brazil

INDIA. El Taj Mahal es corroído por gases tóxicos, cuando India genera un PIB anual de más de mil billones de dólares. Es el segundo país con mayor población y el que comercia más que ningún otro con Brasil. India y China pronto serán los principales proveedores de tecnología y servicios, internacionalmente.

Bling Bling

SUDÁFRICA. El Estado sudafricano, que capta 25% del PIB de su continente, es el motor que impulsa la región y el último adherido a los “ladrillos”. La herencia de Mandela es espiritual y política. El país ha sabido sobreponerse a su historia, y ahora forma parte de una red de aliados de primera importancia. A pesar de la contrastante sociedad que alberga, Sudáfrica crece.

Sudáfrica


[1] Los BRICS representan más del 40% de las reservas de divisas mundiales. China es el más grande acumulador, con alrededor de 2,4 billones de dólares, lo suficiente como para comprar dos terceras partes de todas las empresas que cotizan en NASDAQ.
[2] Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.