El Metal gótico es un género musical que mezcla ciertas características del metal con tintes de la música gótica. Nace en Europa a principios de los noventa y actualmente es un género que ha dado a luz a bandas de talla internacional.

El placer siempre me ha parecido un concepto sensual. Aunque no necesariamente alude a la sexualidad o a lo erógeno, siempre lo asocio, como todo buen hedonista, al éxtasis que provocan ciertas cosas. Me puede causar placer desde morderme las uñas o comerme unos tacos de suadero bien picosos, hasta escuchar Tocata y Fuga de Bach.

Sin duda, soy un melómano empedernido. La música es uno de mis mayores placeres. En ello soy bastante versátil, por su puesto, en lo que respecta a la buena música, entendiendo por “buena música” todo, excepto ciertos géneros absurdos y patéticos (sin ofender a Daddy Yankee o Don Omar). Portishead, Madredeus, The Prodigy, Sex Pistols, Depeche Mode, Caifanes y Joy Division son algunas de las bandas que seguro encontrarían en mi iPod. La verdad es que puedo ser bastante radical, escucho mucha música; pero lo mío, sin duda, es el Metal. Así que en esta ocasión, y en vista de que el presente número está dedicado a los pequeños placeres mundanales, decidí hacer una breve reseña de uno de mis subgéneros preferidos del metal: El Metal Gótico.

El Gothic Metal nace en Europa más o menos por el año 1990, y si digo “más o menos” es porque los géneros musicales son como los amoríos, nadie sabe a ciencia cierta en qué momento aparecieron ni cuándo van a terminar. El género deriva de otros estilos como el Doom Metal y el Death Metal. Se caracteriza por el contraste de voces comúnmente llamado La bella y la Bestia, que consiste en combinar voces guturales con angelicales, siendo el primer subgénero del metal en agregar voces femeninas a sus canciones; algunas bandas también usan los coros operísticos (Épica, Therion, Tristania). Generalmente se usan teclados melódicos y otra clase de instrumentos clásicos como violines o flautas transversales, de manera que adopta, en gran medida, elementos de la música clásica, barroca y medieval. Sus letras son comúnmente melancólicas y abordan temas como religión, amor, el horror, la pérdida, el duelo y la muerte, dando siempre un toque dramático y fúnebre a sus composiciones; generalmente están cargadas de romanticismo, en el sentido estricto de la palabra, y aluden a la ficción Gótica.

Algunas de las bandas representativas del género son: Paradise Lost (considerados unos de los pioneros), Anathema, Theatre of Tragedy, Epica, Tristania, Therion, The Sins of Thy Beloved, Nigthwish y Whithin Tempation. Sin embargo, el género se ha abierto brecha y ha evolucionado hacia otras tendencias dando luz a bandas como Lacuna Coil o The Gathering, con un Gothic Metal más ligero, y muchas otras con tintes que apuntan hacia el Black Metal y otros subgéneros.

A continuación les dejo una breve reseña de mis tres bandas preferidas, las cuales, por cierto, forman parte de la oleada de Gothic Metal escandinavo.

Theatre of Tragedy 

Esta banda, liderada por la espectacular voz de Live Kristine y fundada por el baterista Hein Frode Hanse, nace en Stavanger (Noruega), en 1993. Es considerada una de las pioneras de la escena del Metal Gótico. Se caracteriza (al menos en sus tres primeros discos) por sus letras escritas en inglés antiguo del Renacimiento, mezcladas con algunas palabras en Noruego y Latín. Generalmente sus letras giran en torno de la mitología grecorromana y del folklore europeo; además, las canciones se suelen desenvolver en diálogos. En su composición musical destaca el piano, los teclados y las guitarras armoniosas. Es a partir de su disco Musique (2000) que su estilo toma un rumbo distinto, adoptando tintes más industriales, lo cual causó desagrado en muchos seguidores. En el año 2003, Liv Kristine deja la banda por diferencias de estilos musicales y forma el grupo Leave´s Eyes, junto a su esposo Alexander Krull, integrante de Atrocity. Es en este mismo año que se integra la vocalista Nell Sigland a la banda, para ver nacer su último disco, Storm, el cual retoma algunas características del Gothic Metal. Sin embargo, éste no tuvo el éxito esperado y el 1 de marzo del 2010, Theatre of tragedy anuncia su separación tras 17 años de existencia. Su último concierto en México, durante su gira de despedida, fue en junio de ese mismo año.

Tristania 

También procedente de Stavanger, Noruega, y fundada en 1996 por el guitarrista Morten Veland, esta banda llegó a la escena del Gothic Metal agregando algunos coros operísticos a cargo de la soprano Vibeke Stene, además de violines y otros instrumentos clásicos. Esta banda ha tenido numerosos cambios en sus integrantes y se ha caracterizado por la incursión de músicos invitados en sus conciertos. Sus letras aluden a la mitología gótica, abordando temas como la ansiedad, la paranoia y la crítica religiosa, todo escrito de una manera sumamente poética. Tras su quinto disco,Ilumination (2007-2008), Vibeke Stene anuncia su retirada del grupo debido al interés personal de dar clases de canto, lo cual siempre quiso hacer. En octubre del mismo año, Tristania anuncia la llegada de la vocalista italiana Mariagnela Demurtas, la cual presenta una voz menos operística pero con gran fuerza. El pasado 4 de junio, Tristania dio un concierto en la Ciudad de México en las instalaciones del Circo Volador (www.circovolador.org), acompañados de la banda Canadiense The Agonist.

The Sins of Thy Beloved 

Esta banda procedente de la ciudad de Bryne, en Noruega, fue fundada por Stig Johansen, Glenn Morten, y Arild Christensen en el mismo año que Tristania (1996), uniéndose poco después la voz principal del grupo, Anita Auglend, la cual se separaría del grupo en 2001 por problemas personales. Desde ese año hasta el 2006 se mantuvieron alejados de los escenarios, y es hasta entonces que deciden regresar a la escena con una nueva vocalista llamada Mona Wallin, con la idea de trabajar en un nuevo disco pero sin lograr concretar el proyecto. Su música incluye violín y piano, sus composiciones son elaboradas y complejas, manteniendo siempre una atmosfera oscura. Sus letras giran en torno al amor, la muerte, la soledad y el dolor. Sólo han presentado dos producciones: Lake Of Sorrow (1998) y Perpetual Desolation (2000). Su éxito fue fugaz pero a gran escala. Actualmente se rumora el regreso de la vocalista Anita Auglend a la banda, pero a la fecha no ha habido ningún rencuentro y se mantienen fuera de escena.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.