Una apuesta entre oficiales seguros de la fidelidad de sus novias, disfraces, seducciones tramposas, suicidios fingidos, falsos contratos matrimoniales y reclamos, son algunas de las anécdotas que componen la obra Così fan tutte, de Wolfgang Amadeus Mozart, ópera con la que inició el Festival Internacional “Esto es Mozart” el pasado viernes 13 de marzo.

El Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart) fue el espacio en el que la Filarmónica 5 de Mayo, dirigida por Fernando Lozano, el coro de la Compañía de ópera de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y las voces de Carla Madrid, Zayra Ruiz, Cynthia Sánchez, Jesús Suaste, Alberto Albarrán y Edgar Villalva, se conjugaron para deleitar a los presentes con sus interpretaciones y ejecución.

El escenario estaba listo, desde sus asientos los presentes podían observar una escenografía (de Philippe Amand, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fonca) que en principio parecería simple, pero que con el transcurso de la obra y la colocación de sillas, mesas, espejos, plantas y el empleo de utilería, ofreció distintas ambientaciones para que las escenas se desarrollaran en una terraza, la playa o un jardín.

El argumento de Cosí fan tutte narra la historia de una apuesta en la que dos oficiales (Guglielmo y Ferrando) están seguros de que sus mujeres (las hermanas Dorabella y Fiordiligi) les serán fieles aún cuando ellos no estuvieran. Don Alfonso asegura que él puede probar, en un solo día, que sus novias, “como todas las mujeres”, son volubles, y es así que los dos jóvenes fingirán que les llama a la guerra, se disfrazarán y cada uno intentará enamorar a la amada del otro.

En la ópera, integrada por dos actos, sólo se escuchan las voces de tres hombres y tres mujeres, las dos parejas de novios (Fiordiligi-Guglielmo y Dorabella-Ferrando) y dos personajes que ponen a prueba la fidelidad de las mujeres ante la ausencia sus “amados” (Don Alfonso y la sirvienta Despina).

Los cantantes operísticos dieron una muestra de su calidad interpretativa al trabajar en dúos, tríos, un cuarteto, quintetos y sextetos vocales, así como su capacidad actoral y condición física, pues recorren todo el escenario, suben y bajan al tiempo que dicen sus parlamentos a través de recitativos.

Durante cuatro horas se escucharon dramas, lamentos, burlas y ocurrieron situaciones cómicas que arrancaron las risas de los presentes, quienes fueron testigos de una iluminación que apoyaba la incógnita sobre si las novias romperían su voto de fidelidad hacia su pareja y un vestuario moderno que resaltaba por su vistosidad y colorido.

Tras conocerse la simulación, escuchar justificaciones y el perdón entre los protagonistas, la ópera mozartiana concluyó con un final feliz en el que los integrantes del grupo pidieron aceptar todos los momentos de la vida, tanto los buenos como los malos, con la moraleja de que será feliz aquel que todo lo toma por el lado bueno.

El Festival Internacional “Esto es Mozart” concluirá el 29 de marzo.

Más información: www.estoesmozart.com

 

Fuente: CONACULTA

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.