La industria del terror en el cine ha dejado muchas películas clásicas que han aterrorizado al mundo, y otras que nos han decepcionado por caer en los clichés del miedo y en técnicas burdas para asustar, como imágenes sorpresivas o sonidos inesperados, pero sin contar con una buena historia de fondo. Por ello he realizado esta lista de las 10 mejores películas de terror basadas en libros, ya que habemos personas a quienes nos interesa ver no sólo grandes efectos, sino también buenas tramas.

  1. El exorcista (1973)

Sin duda, el primer sitio es para “El exorcista”, una cinta dirigida por William Friedkin, basada en la novela homónima de William Peter Blatty, publicada en 1971. Fue el mismo autor quien realizó el guión para esta película que se ha convertido en un clásico del terror. La adaptación fue tan buena que Blatty ganó el Óscar por mejor guión adaptado. Las excelentes actuaciones, los efectos especiales, la música (que también valió otro premio Óscar), la original historia (que ha tratado de ser reproducida incontables veces sin alcanzar la misma calidad) y finalmente el verdadero terror que genera en los espectadores, hacen que este film sea uno de los mejores dentro de su género.

  1.  El resplandor (1980)

En segundo lugar ubicamos “El resplandor”, dirigida por Stanley Kubrick y estelarizada por Jack Nicholson. La película está basada en la novela del mismo nombre, de uno de los escritores clásicos de terror, Stephen King, publicada en 1977. Esta cinta fue incluida en la lista de las mejores películas de terror de todos los tiempos, realizada por el director Martin Scorsese. A pesar de que hay algunas diferencias entre el libro y la película, la adaptación a la pantalla conserva la esencia de la historia, retratando una magnífica narración de terror psicológico que mantiene al espectador en constante suspenso.

  1. Drácula (1992)

Drácula de Bram Stoker, es una obra maestra que consagró la figura del vampiro en la literatura. A partir de su novela han sido producidas cientos de películas, series para televisión y otras obras literarias que pretenden darle continuidad, sin el mismo nivel, a la magnifica historia del conde Drácula. No obstante, la película del mismo nombre, dirigida por Francis Ford Coppola, merece el tercer sitio en este conteo por narrar de manera magistral el relato de una gran obra literaria (aunque sigue siendo mejor el libro). Esta producción rompió con los esquemas de las películas de terror, que no eran famosas en esos tiempos y por lo tanto tenían poco presupuesto, y fue realizada sin escatimar en gastos. Esto se reflejó en un gran vestuario y adaptación de época, en tres premios Óscar y en la recaudación de más de 200 millones de dólares alrededor del mundo.

  1. Psicosis (1960)

Esta película es un clásico del cine de terror, debido a la gran fotografía (John L. Russell) y dirección a cargo del maestro del suspenso, Alfred Hitchcock. Los personajes de la historia sufren destinos inesperados y tienen personalidades poco sospechadas por el espectador. El film se basa en la novela homónima, escrita por Robert Bloch en 1959. Este libro fue inspirado en crímenes reales, cometidos por Ed Gein, un enfermo mental que fue arrestado en 1957 y del cual surge el personaje de Norman Bates. Hoy en día, la cinta es considerada como una de las mejores del director y una obra de arte cinematográfico; sin embargo, no siempre fue así, pues fue una película de poco presupuesto, que no contaba con un gran equipo de profesionales del cine (a reserva de Hitchcock) y que fue grabada en blanco y negro en una época en que esto ya carecía de popularidad.

  1. El silencio de los corderos (1991)

También traducida como “El silencio de los inocentes”, este film dirigido por Jonathan Demme, el cual le valió un Óscar como mejor director, está basado en la novela homónima de Thomas Harris, escrita en 1988 como secuela de su libro, El dragón rojo. Esta película hizo famoso a uno de los asesinos más elegantes e inteligentes del cine y la literatura, Hannibal Lecter, interpretado de manera magistral por Anthony Hopkins. Aquí no sólo se cuenta una increíble historia, sino que se pueden ver maravillosas actuaciones y una gran dirección, trabajo que se refleja en los 5 Óscares que ganó (mejor película, mejor director, mejor actor, mejor actriz y mejor guión adaptado), siendo la primer cinta de terror en ganar el premio a la mejor película. Antes, únicamente se había nominado en este género a “El exorcista”.

  1. El bebé de Rosemary (1968)

Conocida también con el nombre de “La semilla del diablo”, la película narra un relato lleno de suspenso e incertidumbre, donde lo único seguro es que nada lo es. El escritor y director, Roman Polanski, se concentró en generar escenas que adquirieran un carácter terrorífico no a partir de lo sobrenatural, sino de lo cotidiano. Esta cinta se basa en el best seller de Ira Levin, del mismo título, publicado en 1967. La obra deja a más de uno perplejo por tener la osadía de destruir la “sagrada” ilusión de una mujer por convertirse en madre, con el advenimiento del mismo demonio. Además cuenta con excelentes actuaciones de Mia Farrow y Ruth Gordon, quien debido a su papel ganó el Óscar a la mejor actriz de reparto.

  1. Los pájaros (1963)

Película de terror dirigida por Alfred Hitchcock, basada en la novela que lleva el mismo nombre, escrita por Daphne du Maurier y publicada en 1952. La obra, igual que Psicosis, estuvo basada en hechos reales: en 1951 una parvada de gaviotas se precipitó sobre los tejados de la Bahía de Monterrey, California, provocando pánico entre la población, que reaccionó con violencia frente a ese hecho inexplicable. Con este film, el director experimentó en varios aspectos; decidió apostar por el efecto perturbador que genera el silencio, el no tratar de dar ninguna explicación racional a los acontecimientos narrados y por último omitir la leyenda “fin”, con el propósito de perturbar a los espectadores aún después de que la cinta hubiese terminado. Varias críticas refieren que Hitchcock le dio un toque maestro a la historia, generando aún más tensión en sus escenas de la que se transmite en las páginas de la novela.

  1. It (1990)

Basada en la obra homónima de Stephen King, esta miniserie, que sería unificada en una película, mejor conocida en español como “Eso”, fue dirigida por Tommy Lee. Es una de las producciones más logradas en las que el terror es encarnado por un payaso diabólico, Pennywise (interpretado por Tim Curry), que acecha y aterroriza a los niños. Sin duda, esta historia marcó a toda una generación que hoy odia a los payasos. La producción fue tan exitosa como controversial, siendo prohibida hasta 1995 y obteniendo una clasificación para mayores de 18 años. Actualmente se prepara su remake que será estrenado en 2017 e igualmente tendrá una clasificación sólo para adultos.

  1. Ringu (1998)

Película japonesa dirigida por Hideo Nakata; es la adaptación de la novela homónima de Kôji Suzuki, basada en un cuento popular japonés. Es la cinta de terror japonesa que más dinero ha recaudado y la cual ha sido considerada la más terrorífica de ese país. La crítica elogió a la producción por la atmósfera escalofriante que genera entre los espectadores. Es ganadora de varios premios en Japón y en diferentes festivales asiáticos y europeos. Su éxito generó que se hiciera un remake estadounidense con el nombre “The ring” (“El aro”).

  1. Psicópata americano (2000)

Protagonizada por Christian Bale y dirigida por Mary Harron, la película se basa en la increíble obra del mismo nombre, escrita por Bret Easton Ellis. La historia pretende llegar a comprender la mente de un psicópata a la par que muestra cuadros bastante sangrientos, por lo que fue censurada en varios países y no llegó a ser un éxito de taquilla. A pesar de que se puede considerar a la novela misma como una obra maestra (por su estilo en primera persona, que tiene la intensión de emular la narración del propio asesino, con ataques incoherentes y maniáticos, y unas escenas extremadamente detalladas y violentas), la película no defrauda a los espectadores y es una cinta que vale mucho la pena.

Seguramente esta lista resulta incompleta para muchos gustos, considerando las diversas perspectivas que hay acerca del terror; sin embargo, los criterios que he seguido son la calidad de la historia, el logro de su adaptación a la pantalla y su impacto en el público. Aún así, cabe mencionar algunas otras producciones sobresalientes en este género, igualmente basadas en libros, como: “The thing” (1982), “Frankenstein” (1994), “Hellraiser” (1987), “Misery” (1990) y “La isla siniestra” (2010).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.