Tras 25 años de formación, Dream Theater ha logrado permanecer como una de las bandas más representativas en la escena del Metal. El virtuosismo de todos sus integrantes −incluyendo los caídos en batalla− y la maestría melódica con la que crean su música, es una prueba irrefutable de su grandeza. Difícilmente una banda puede jactarse de elaborar piezas tan pensadas y complejas como lo hace esta agrupación norteamericana. Sus canciones van más allá de lo instrumental para congregarse en la fuerza del Metal, sin perder la elegancia de sus letras. Dream Theater es, sin duda, una agrupación digna de mencionar en la historia del Rock.

Los antecedentes remotos

1985 fue un año pletórico en diversidad musical. AC/DC estrenaba su Fly on the wall, mientras que en la radio sonaba Aerosmith, Bob Dylan y KISS. Otros grupos como Iron Maiden, Anthrax y Megadeth figuraban como los grandes del Metal. Fue en ese año que John Petrucci, un joven guitarrista, y su amigo John Myung, un chico virtuoso del bajo, formaban parte del Berklee School Of Music en Boston. La idea de formar una banda, influenciados por los maestros clásicos del Rock, asaltaba sus cabezas para ese entonces. Fue en dicha época que deciden buscar a Mike Portnoy, a quien habían escuchado tocar la bataca en alguna sala de ensayo de Berklee, para posteriormente contactar a su amigo Chris Collins del instituto Kevin Moore y así formar la agrupación llamada Majesty, que más adelante portaría el nombre de Dream Theater, una de las bandas de Metal Progresivo más majestuosas de la historia.

El origen

En noviembre de 1986, después de algunos meses de escribir y realizar composiciones, Chris Collins deja Majesty por diferencias creativas, por lo que se incorpora Charlie Dominici como nuevo vocalista. Tras tocar en algunos lugares y repartir un par de demos, firman contrato con Mechanic Records en 1988. El nombre posterior de la banda se le debe al padre de Mike y corresponde a un cine que estaba ubicado en Los Ángeles. En 1989 lanzarían su primer álbum, When Dream And Day Unite, el cual fue bien recibido por la escena «underground» del Metal Progresivo y que hoy día aún sacude los oídos de la comunidad metalera. Dos años más tarde, luego de despedir a Charlie Dominici, se les une Kevin James LaBrie, el cual actualmente funge como vocalista del grupo. Para 1992 lanzan su segundo álbum, Images and Words, una obra maestra del Progresivo ochentero y que tuvo un extravagante éxito en Japón. Es gracias a este álbum que llegaron a MTV con su rola Pull Me Under.

Teatro de fantasía

Es en 1993 cuando graban su primer álbum en directo, Live At The Marquee, en el Marquee Club de Londres. A partir de ese momento la agrupación iniciaría una serie de conciertos alrededor del mundo con espectáculos impresionantes. En mayo de 1994 ve la luz su tercer álbum llamado Awake, el cual presentaba un sonido más fuerte y agresivo en comparación con los otros. Para ese entonces Kevin Moore anuncia su retirada debido a diferencias musicales, siendo sustituido por Derek Sherinian. En abril de 1995 Dream Theater graba una canción épica de veintitrés minutos: A Change Of Seasons, escrita originalmente en 1989 y perteneciente al disco homónimo; una rola que simplemente es un deleite, tomando en cuenta todos los elementos que la constituyen. Es en ese momento que empiezan a versionar canciones de sus bandas favoritas como Pink Floyd, Led Zepellin y Deep Purple, a las que más adelante homenajearían en sus conciertos, lo que provocaría gran polémica entre sus seguidores (pagar por ver a tu banda favorita y escuchar cómo se chutan el Dark Side of The Moon de los Pink, puede resultar molesto para algunos).

El show debe continuar

Para 1997 lanzan Falling into Infinity, álbum mucho más comercial que refleja las presiones a las que la Dream Theater estaba siendo sometida por la discográfica Elektra y por la cual la agrupación estuvo a punto de desintegrarse. En 1999, después de tomar un descanso, el grupo anunció la expulsión de Derek permitiendo la entrada de Jordan Rudess en los teclados. Es en este año que se publica Metropolis Pt 2: Scenes From A Memory, un disco conceptual considerado uno de los álbumes más largos en la historia del Progresivo y que es toda una experiencia auditiva. En 2002 sale Six Degrees of Inner Turbulence, marcando el comienzo de una nueva etapa para la banda en su aspecto musical, y en 2005 ve la luz Octavarium, que cuenta con una canción de 24 minutos y en el que se produce un sonido mucho menos melódico. En 2006 se lanza el disco en directo Score, un álbum conmemorativo del aniversario número 20 del grupo. Para el 2007 la agrupación lanza Systematic Chaos, el cual contiene variados temas que van desde los sonidos pesados de Train of Thought, hasta el metal sinfónico de The Ministry of the Lost Souls. En septiembre del 2011 lanzan su más reciente producción, A Dramatic Turn of Events, que marca el debut del bataco Mike Mangini, después de la retirada del legendario Mike Portnoy.

El sueño metalero hoy sigue vivo. Dream Theater se encuentra posicionada como una de las bandas de Metal más significativas de todos los tiempos. Sus rolas son toda una experiencia estética y trascendental, y a la fecha siguen creando euforia auditiva. Su originalidad reside en combinar la técnica con la agresividad, lo melódico con lo violento. Tal vez en una época no muy distante, alguna banda de cierta región del globo les rinda tributo en uno de sus conciertos, conmemorando que su música transgredió las fronteras del tiempo, a través de su Heavy Metal de fantasía. Mientras, no queda de otra más que aprovechar y asistir a sus conciertos, treparle a sus rolas en el auto y sacudir la cabeza mientras se experimenta un orgasmo auditivo, de esos que ponen la piel chinita en el mejor de los casos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.