Hace poco leí el artículo de Sebastián Laguna en esta misma página, La Autopublicación en México: nueva oportunidad para la juventud, y el mismo me hizo reflexionar sobre la cuestión y llegar a una serie de conclusiones que me gustaría compartir aquí.

Creo, al igual que Sebastián, que la autopublicación es una oportunidad que se nos presenta a muchos hoy en día, seamos jóvenes o no, y tengamos intención de sacar a la luz nuestras obras en formato papel o en formato electrónico (ebook).

Sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de la cantidad de cosas que tenemos para contar y transmitir. En este sentido, publicamos en las redes sociales, escribimos comentarios a lo que otros publican en las mismas, nos gusta hacer fotografías y subirlas a internet, grabar en video lo que vemos curioso o interesante por la calle, etc. En definitiva, nos gusta sentirnos creadores y mostrar nuestro potencial, sacar a relucir nuestra creatividad y compartirla con los demás.

¿Qué mejor formato, entonces, para los que nos gusta la literatura, que autopublicar un ebook con la considerable cantidad de ventajas que encierra? Permitidme enumerar unas cuantas.

Primera.- Un ebook tiene un coste de producción considerablemente bajo. No necesitamos, por tanto, gastar ingentes cantidades de dinero en impresión al estilo tradicional.

Segunda.- Presenta asimismo un bajísimo coste de almacenaje y distribución. Se guarda en el espacio virtual y no requiere de locales ni establecimientos, de la misma forma que se distribuye por el mismo espacio virtual sin necesidad de transporte físico.

Tercera.- Un ebook nos posiciona como expertos y autoridades en la materia, nos otorga visibilidad, nos proporciona prestigio y contribuye, cómo no, poderosamente a la creación y consolidación de nuestra marca personal.

Cuarta.- En el aspecto económico, la autopublicación de ebooks constituye una extraordinaria fuente de ingresos pasivos. Podemos decir adiós a las situaciones de crisis económica y a los designios de nuestros superiores: con un ordenador y poco más podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad y obtener fantásticos ingresos de manera cómoda y sencilla. Las regalías de nuestra obra pueden estar fluyendo hacia nosotros durante todo el tiempo de venta del ebook, que puede ser evidentemente toda nuestra vida y más allá.

Quinta.- Finalmente, nos abre las puertas a nuevas oportunidades laborales, con lo que suponen nuevas fuentes de ingresos: charlas, talleres, conferencias, cursos on line o presenciales, seminarios, etc.

En el último año he autopublicado dos ebooks, La fórmula del éxito y 50 ingresos pasivos. Eso me ha permitido llegar a las conclusiones que he expuesto anteriormente y me lleva a animar a todo aquel que sienta correr las palabras por sus venas a escribir, a autopublicar, a compartir, a permitirse ser él o ella y transmitirlo al mundo. Porque como digo siempre, somos creadores y en consecuencia somos libres, así que tenemos todo el mundo, toda la vida y todas las posibilidades por delante.

Sobre El Autor

www.agustingrau.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.