.

“Quizás no estaba seguro de lo que me interesaba realmente, pero, en todo caso, estaba completamente seguro de lo que no me interesaba”.

Albert Camus. El extranjero.

.

Albert Camus, quien ganara el premio nobel de literatura en 1957, publicó su primer novela en 1942, y el título de ésta es El extranjero.

Con escasas 100 páginas (terminas en dos días) El extranjero te atrapa desde el primer momento. Hoy ha muerto mamá, o tal vez fue ayer…, comienza, y ya con ello adelanta una pieza en el juego absurdo que va a desarrollar, porque este autor es conocido por representar el “absurdismo literario” (aunque también ha sido señalado como “existencialista”) debido a que sus personajes parecen carecer de valores vitales de peso y difieren profundamente de la moralidad social imperante, a la cual encuentran vacua y, como ha sido dicho, absurda.

Meursault, personaje principal de El extranjero, se deja conducir por la vida sin conferirle mayor importancia a un camino o a otro, y así genera la sensación de ir por ahí con demasiada ligereza, al punto que acaba por resultar extraño e incluso incómodo para amigos, jefe, pareja, etc., quienes proyectan una valoración distinta de la existencia. Este personaje es extranjero de un discurso social que quizá fuera demasiado hipócrita como para conducirlo a asentir, igual a todos, ante sus convenciones.

Al leer El extranjero es puesta a prueba la integridad del sistema de valores que pueda tener el individuo, en relación con el sistema de valores de la sociedad, que no siempre asimila gratamente lo que difiere de sí, y menos aún lo que es completamente transgresor para lo establecido. Si deseas leer una novela rápida e intensa, sin digresiones románticas y más bien llena de retos para tu idea de moral, El extranjero de Camus es para ti.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.