Pedro Páramo es una novela, del escritor mexicano, Juan Rulfo, fue publicada por primera vez en 1955. Su extraordinario y novedoso estilo, revolucionó la narrativa hispanoamericana, alejándola del realismo tradicional e introduciendo saltos cronológicos y una lógica poco convencional, lo cual provocó que algunos críticos reaccionaran de manera recelosa ante la magnífica, pero peculiar obra; sin embargo, de manera general, desde su publicación, el libro fue bien acogido por el mundo literario.

En menos de un año, Pedro Páramo había vendido más de un millón de ejemplares en varios países, por lo que pronto se convirtió en un referente de la literatura hispanoamericana, volviéndose obra cumbre del realismo mágico. El libro fue incluido dentro de la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, realizada por el periódico El Mundo, y es considerada por muchos escritores y críticos, una de las mejores novelas de la Literatura Universal. Actualmente ha sido traducida a más de 40 idiomas, incluido el náhuatl, y continúa siendo un libro muy vendido y solicitado alrededor del mundo.

Esta obra maestra, cuenta la historia de Juan Preciado, quien se dirige a Comala para buscar a su padre, Pedro Páramo, pero en lugar de encontrarse con él descubrirá un pueblo abandonado que, sin embargo, está lleno de recuerdos. A lo largo de sus páginas se entrelazan las historias de varios personajes, pero finalmente todas terminan por componer el fragmento de una unidad. El inicio de la novela es narrado en primera persona y cuenta la aventura de Juan Preciado por Comala; la segunda parte, narrada en tercera persona, abordará, principalmente, la historia del mismo Pedro Páramo.

Sin duda éste no es un libro fácil de leer y generalmente una única lectura no bastará para extraer toda su riqueza; no obstante, el excelente estilo, la gran originalidad y belleza, hacen de esta pieza, antes que una lectura meramente complicada, una experiencia sublime y agradable. Las letras de Rulfo, sumamente cuidadas y logradas, atrapan desde el primer párrafo a sus lectores, llevándolos por sus páginas hasta un final igual de impecable que el inicio de la novela. Si aún no has leído Pedro Páramo, te estás perdiendo de una de las máximas creaciones literarias de habla hispana.

“Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella estaba por morirse y yo en un plan de prometerlo todo”. (Fragmento de Pedro Páramo). Juan Rulfo.

 

Portada: Pedro Páramo, editorial rm.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.