Luis Buñuel es considerado uno de los directores de cine más importantes y originales del siglo XX. Nació en España, el 22 de febrero de 1900, pero tras la Guerra civil española se nacionalizó mexicano.

Durante su juventud, ingresó a la Residencia de Estudiantes de Madrid, lugar en el que coincidiría con otros importantes personajes de la cultura española; allí conoció y entabló amistad con Salvador Dalí, Federico García Lorca, Rafael Alberti y otros más. En aquellos años su intención era estudiar Ingeniería agrónoma y entomología; sin embargo, abandonó la idea, para comenzar estudios de Filosofía y Letras.  En aquella época conoció el dadaísmo y el surrealismo, dos corrientes que marcaron su trabajo artístico. También comenzó a escribir cuentos, artículos y poemas, y a desarrollar algunos proyectos cinematográficos. 

Su carrera en el cine comenzó después de que, en 1925 se trasladó a París; allí, ya convertido en un verdadero cinéfilo, se presentó con el director, Jean Epstein y le pidió trabajo a cambio de aprender todo lo relativo al cine. A la par comenzó a trabajar como crítico de cine y ocasionalmente como actor, lo que le permitió entrar completamente en el mundo cinematográfico.

En 1929, junto a Salvador Dalí, Buñuel estrenó su primer proyecto fílmico, Un perro andaluz. La película tuvo gran éxito y buen reconocimiento por parte de los intelectuales; gracias a ella, Buñuel fue admitido en el grupo de los surrealistas. A fines de ese año comenzó otro proyecto junto a Dalí, La edad de oro; sin embargo, el trabajo conjunto no fructificó como en la primera ocasión y Buñuel terminó realizando la película él solo.

En 1930 se trasladó a trabajar durante un breve tiempo a Hollywood, donde conoció a Charles Chaplin y Serguéi Eisenstein. En 1935, ya de vuelta en España, fundó, junto con Ricardo Urgoiti, la productora Filmófono, misma que se volvió importante. Sin embargo, tras el golpe de estado franquista, Buñuel deja su país natal y se traslada nuevamente a los Estados Unidos, donde vive un periodo de dificultad económica. Sin embargo, un tiempo después le fue ofrecido un trabajo en el Museo de Arte Moderno (MOMA). Su situación en Estados Unidos se complicó, tras la publicación de La vida secreta de Salvador Dalí, en la que su compañero de juventud hacía declaraciones sobre Buñuel, tachándolo de ateo y comunista. Tras este evento, ambos artistas rompen relaciones.

A fines de la década de 1940, gracias al productor, Oscar Dancigers, Buñuel comienza a trabajar en la industria del cine mexicano, por lo que, junto a su familia, se traslada a México, y le es otorgada la nacionalidad mexicana. En 1950 se estrena una de sus más aclamadas obras cinematográficas, Los olvidados, por la cual ganó el premio al mejor director en el Festival de Cannes, del que años más tarde se volvería jurado. Así, paulatinamente, Buñuel se consagró como un gran director y continuó haciendo importantes filmes, tanto en México como en Francia, durante el resto de su vida.

En 1972, se convirtió en el primer cineasta español en ganar el Óscar por la película, El discreto encanto de la burguesía, y en 1983 es nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza. El mismo año de su nombramiento, Buñuel fallece, a los 83 años, en la Ciudad de México.

Comparte este contenido
  • 9
    Shares

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.