El discurso y lo ridículo

La comedia, como lo menciona Aristóteles, tiene de propio, a diferencia de cualquier otro género poético, el ridiculizar; es decir, provocar una pasión alegre que genere la risa en el auditorio: “La...

El monstruo del tedio

¡Amargo sabor, aquel que se extrae del viaje! El mundo, monótono y pequeño, en el presente, Ayer, mañana, siempre, nos hace ver nuestra imagen; ¡Un oasis de horror en un desierto de tedio! Charles...

La fuerza del erotismo

 A veces ocurre que dos, que en un principio habían sido un ser único, se unen nuevamente por la fuerza del amor y entonces ellos son más fuertes que Zeus, más fuertes aún, que aquel primitivo ser...