Desde 1994, cada 9 de agosto es celebrado el “Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo”. La ONU eligió esta fecha debido a que en ella se conmemora la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Pueblos Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías, realizada en 1982[1]. El objetivo de esta celebración es reconocer a las comunidades indígenas –su valores, tradiciones, cultura e idioma– además de generar conciencia, fomentando la inclusión de este sector poblacional en la sociedad y el respeto de sus derechos.

Los pueblos indígenas representan aproximadamente el 5% de la población mundial y se encuentran en alrededor de 90 países. En México, del total de la población, el 12% es indígena, perteneciente a uno de los 68 pueblos originarios que tiene nuestro país, cada uno de los cuales cuenta con su propio idioma y cultura [2], lo que equivale a 7. 2 millones de personas que hablan una lengua distinta al español; sin embargo, la información, leyes y otros datos relevantes sobre sus derechos, no están disponibles en su idioma. De acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de México (CDI), el sector poblacional de indígenas más grande en el país corresponde a los nahuas, seguidos por los mayas y los zapotecas; aún así, es difícil encontrar información o libros en estas lenguas, por lo que son pueblos desinformados y vulnerables.

Se considera que los pueblos indígenas son de los grupos más desfavorecidos del mundo, ya que se encuentran marginados, en condiciones de pobreza o pobreza extrema, por lo que son fácilmente explotados y sometidos, además de que son excluidos en las tomas de decisiones. Sumado a ello, sufren de constante racismo y discriminación.

De acuerdo a La Encuesta Nacional de Indígenas, realizada por la UNAM en 2016, la mayor parte de nuestra población no es capaz de mencionar a 3 pueblos originarios. El 50% de los entrevistados consideraron no tener raíces indígenas, frente a sólo un 34% de personas que aceptaron tener raíces de algún pueblo prehispánico y un 26% que lo acepta sólo en parte. Este dato es tristemente revelador, puesto que es bien sabido que México es un país primordialmente mestizo, es decir, una mezcla entre indígenas y españoles (principalmente), y que hoy en día difícilmente se encuentran mexicanos que no sean producto de ese mestizaje, lo cual nos señala que en México está mal visto ser indígena y que es una realidad que prefiere negarse.

Sin embargo, México es un país diverso y rico en tradiciones debido a sus pueblos originarios, los cuales han conservado algunas costumbres ancestrales, que han hecho de nuestra cultura una de las más atractivas y valiosas para el mundo. En estos pueblos encontramos un rastro de nuestras raíces, a través de las cuales podemos tener una mejor comprensión de lo que somos como sociedad, por lo que es preciso tomar conciencia de la importancia de estos sectores de la población para combatir la discriminación y hacer posible la inclusión de todos nuestros pueblos, garantizando sus derechos y, aceptando y respetando sus diferencias.

 

Tarahumaras, Gabriela Morales Hernández, 2012.

Tarahumaras, Gabriela Morales, 2012.

 

 

Citas y bibliografía

[1] ONU. (2017). Día Internacional de los Pueblos Indígenas 9 de agosto. 5 de agosto de 2017, de Naciones Unidad Sitio web: http://www.un.org/es/events/indigenousday/

[2] Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. (03 de agosto de 2016). Día Internacional de los Pueblos Indígenas. 5 de agosto de 2017, de gob.mx Sitio web: https://www.gob.mx/cdi/prensa/9-de-agosto-dia-internacional-de-los-pueblos-indigenas.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.